Liga Chilena

En Colo Colo se olvidaron de él, salió derrotado y ahora recibe grave acusación

Por Santiago Rojas

En Colo Colo se olvidaron de él, salió derrotado y ahora recibe grave acusación

El entrenador boliviano está viviendo horas complicadas en Argentina.

Síguenos enSíguenos en Google News

La estadía de Gustavo Quinteros en Vélez Sarsfield se encuentra en un punto crítico, no atribuible solo a los resultados en el campo como se podría pensar hasta hace algunos días, sino a factores externos que han mermado la armonía interna del equipo y hasta su reputación.

Más sobre Fútbol Chileno

El exentrenador de Colo Colo, ahora al mando del conjunto argentino, ha experimentado un inicio problemático en la presente temporada, obteniendo únicamente un punto de los nueve posibles. Esta situación se agravó tras una derrota por 5-0 contra River Plate, un resultado que ha profundizado las especulaciones sobre su futuro con el club.

Quinteros expresó su frustración tras el encuentro en Núñez, apuntando directamente a los jugadores por la derrota: “No tuvo nada que ver el esquema, sino con el tema de fragilidad, de falta de agresividad, de dejar libres a los rivales en el área, de dejar recibir de espaldas siempre a uno de los dos delanteros. La verdad, es que es un resultado que da vergüenza”, declaró en rueda de prensa.

Después de esto, Quinteros ha sido señalado por deslindar la responsabilidad de los descalabros tácticos en sus jugadores, argumentando una falta de actitud en el plantel, pero este sería solo el corolario de problemas que venían desde el inicio del año.

Martín Etcheverry, periodista especializado en Vélez, compartió que desde la pretemporada se percibieron tensiones: “Hay ciertas actitudes de Gustavo Quinteros que no gustaron en el vestuario. Acusan que fue soberbio, que existieron varios destratos (como llamar a los jugadores por sus apellidos), y no están conformes con su trabajo”, dijo el periodista.

Ahora recibe grave acusación

La situación se complica con las acusaciones de prácticas cuestionables en la gestión de fichajes y representación de jugadores. Hernán Poggi, otro periodista argentino, levantó serias acusaciones sobre la conducta del entrenador en este ámbito: “El técnico en los primeros 10 días dejó hacer y se hizo poco. Se metió con el paraguayo mal, con el colombiano mal, lo pidió al Loly Piñeiro e hizo que Vélez pague doble comisión a los representantes. Uno de ellos muy allegado al cuerpo técnico”, denunció.

Con estos antecedentes, el futuro de Quinteros en Vélez pende de un hilo, no solo por una cuestión de rendimiento deportivo, sino por las crecientes tensiones y acusaciones que oscurecen su gestión al frente del equipo.


Más noticias