Selección

Byron Castillo ahora se compara con Leo Messi, dejó Ecuador, pero no sus lujos 

Por Santiago Rojas

Byron Castillo ahora se compara con Leo Messi, dejó Ecuador, pero no sus lujos 

El exseleccionado ecuatoriano hace noticia afuera de la cancha.

Síguenos enSíguenos en Google News

La figura de Byron Castillo, inmersa en controversias legales y deportivas, parece no ceder ante las adversidades. Recientemente, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) confirmó las acusaciones sobre su nacionalidad, afirmando que es colombiano y no ecuatoriano como se había registrado. Este fallo llevó a la federación ecuatoriana a perder tres puntos en las clasificatorias, pero Castillo parece mantener su estilo de vida lujoso.

A pesar de estar en el ojo del huracán, Castillo ha sabido disfrutar de su éxito financiero. Recientemente, exhibió en redes sociales su nueva adquisición: un Mercedes Benz A, valorado en más de 50 mil dólares, un auto que también posee el ganador del Balón de Oro y el premio The Best, Lionel Messi. Esto demuestra que, en términos de gustos automovilísticos, Castillo compite al mismo nivel que figuras de talla mundial.

Además de su Mercedes, Castillo también mostró su Nissan 370 Z, cuyo valor supera los 35 mil dólares. Pero su afición por los autos de lujo no se detiene ahí. El defensor añadió a su colección un elegante Porsche negro, elevando aún más el nivel de su garaje.

Mientras tanto, las redes sociales se convierten en un campo de batalla entre hinchas ecuatorianos, chilenos, y ahora uruguayos, pues Byron Castillo seguirá su carrera en Peñarol, donde los fanáticos lo recibieron con dudas, levantando nuevamente las suspicacias sobre sus problemas legales, medio en serio, medio en broma.

Llama la atención por sus lujos.

En medio de esta controversia, Byron Castillo parece concentrarse en disfrutar de los placeres de la vida, mostrando poco interés en las repercusiones de sus acciones y las disputas legales en curso. Su actitud, que contrasta con la gravedad de la situación, sugiere una desvinculación con las preocupaciones deportivas y nacionales, priorizando su bienestar personal y sus lujos.

Ahora Castillo parece más concentrado en disfrutar de sus adquisiciones y mantener un estilo de vida opulento, ajeno a las controversias que lo rodean en el mundo del fútbol.


Más noticias