Liga Chilena

Se llevó un baile y ahora se echa a sus jugadores encima, mal día para Quinteros

Por Santiago Rojas

Se llevó un baile y ahora se echa a sus jugadores encima, mal día para Quinteros

El exentrenador de Colo Colo está en el centro de la polémica en Argentina.

Síguenos enSíguenos en Google News

La reciente derrota de Vélez Sarsfield a manos de River Plate por 5-0 ha dejado en evidencia no solo las falencias tácticas del equipo dirigido por Gustavo Quinteros, sino también una vez más, la tendencia del técnico a apuntar hacia sus jugadores en busca de explicaciones.

El encuentro, desarrollado en el estadio Monumental de Núñez, terminó siendo un verdadero baile para el equipo de Quinteros, que se vio completamente superado por el conjunto dirigido por Martín Demichelis.

La prensa argentina no tardó en resaltar el resultado como un duro golpe para la reputación de Quinteros, quien anteriormente había logrado éxitos significativos en Chile con Colo Colo y Universidad Católica. Sin embargo, el desempeño en este partido ha puesto en tela de juicio su capacidad para enfrentar los retos del fútbol argentino.

Cargó contra los jugadores

En la conferencia de prensa posterior al partido, Quinteros no esquivó la realidad del desempeño de su equipo, pero sus comentarios reflejaron una vez más su inclinación a responsabilizar a los jugadores por el resultado. “Es un resultado que da vergüenza, como entrenador me da vergüenza. No esperaba nunca una actuación, en el primer tiempo, de tanta fragilidad en la marca, dejar tan libres a los rivales en el área, regalamos dos goles de pelota parada, otro gol tocando para atrás. Un equipo muy frágil defensivamente. Perdimos casi todos los duelos, River fue superior en todo momento”, declaró Quinteros.

“El segundo tiempo lo mejoramos, hablamos mucho de esa fragilidad, de la falta de actitud en la marca y en la concentración, pero era demasiado tarde. Hay mucho trabajo por hacer, creo que debemos cambiar de actitud. Es un grupo que ante la primera adversidad se cae mucho anímicamente, le cuesta revertir situaciones adversas”, afirmó, insinuando que el equipo carece de la fortaleza mental necesaria para afrontar el duro fútbol trasandino.


Más noticias